¿Quieres conocer las claves para elegir un vehículo eléctrico?. En un vehículo eléctrico intervienen aspectos específicos muy importantes como la velocidad de carga o su autonomía, entre otros. Debemos tener muy claro el uso que le vamos a dar para elegir y adquirir correctamente nuestro vehículo eléctrico.

Hay que tener en cuenta que la autonomía de los vehículos con motor de combustión es muy elevada, los puntos de repostaje numerosos y los tiempos de parada, mínimos. Esto nos obliga a cambiar el chip cuando nos pasamos al vehículo eléctrico y a adaptar nuestros hábitos de conducción y de viajar con él.

Claves para elegir un vehículo eléctrico

Te deberás fijar muy bien en los siguientes aspectos a la hora de elegir tu vehículo eléctrico:

Capacidad de la batería y autonomía que ofrece

Las baterías de los coches eléctricos son una de las principales claves para elegir un vehículo eléctrico. Tienen una capacidad que va desde los 40 kWh hasta los 90 kWh. Hay que tener en cuenta que una batería dispone, por una parte, de una capacidad total teórica (o bruta), y por otra parte, dispone de una capacidad útil teórica; este último es el dato realmente importante puesto que nos servirá para conocer la autonomía real teórica que tendrá un vehículo eléctrico.

Para elegir y adquirir un vehículo eléctrico, debemos fijarnos en el tamaño de la batería y su uso más apropiado, según la siguiente tabla:

Capacidad de batería (kWh)Autonomía útil (km)Uso más apropiado
Hasta 35 kWhDe 100 km a 200 kmUrbano e interurbano
De 35 kWh a 45 kWhDe 200 km a 300 kmUrbano y viajes cortos
De 45 kWh a 55 kWhDe 300 km a 400 kmUrbano y viajes largos
A partir de 55 kWhMás de 400 kmViajes largos

Las capacidades de batería más pequeñas se quedan cortas para afrontar viajes largos y no son por tanto aconsejables para ello. A partir de los 40 kWh se pueden acometer con ciertas garantías los viajes de mayor distancia, pero dependerás mucho de la red de puntos de carga que haya en tu ruta y de la planificación que hagas.

A partir de 55 kWh de capacidad los viajes son seguros de realizar con independencia de la red de recarga que exista por la zona donde vayas a circular, aunque como siempre, no estará exenta de una planificación previa.

Sistema de refrigeración de batería

En cuanto al sistema de refrigeración de la batería, puede ser forzado por líquido (el más eficiente), forzado por aire, o bien por aire pasivo (el menos eficiente y el que más degradación de la batería conlleva).

Potencia de carga

La potencia de carga de un vehículo eléctrico otra de las claves para elegir un vehículo eléctrico, junto con el consumo medio de energía, el parámetro que define la velocidad de carga (o incremento de autonomía). En las especificaciones de un vehículo eléctrico se definen dos tipos de potencia de carga:

Los coches eléctricos actualmente cargan a las siguientes potencias:

Por tanto, para elegir y adquirir correctamente un vehículo eléctrico deberás fijarte en los valores que anuncia el fabricante del modelo en el que estés interesado o interesada para poder determinar si se adapta a tus necesidades, según la siguiente tabla:

Potencia de carga (kW)Tipo de corrienteTiempo de espera (uso más indicado)
Hasta 7,4 kWCorriente alterna monofásica5 – 10 horas (carga en casa / trabajo)
Entre 11 y 22 kWCorriente alterna trifásica1 – 4 horas (paradas prolongadas)
Hasta 50 kWCorriente continua30 – 45 minutos (viajes cortos y puntuales)
Entre 100 y 350 kWCorriente continua5 – 20 minutos (viajes largos y frecuentes)

La carga en corriente continua es la que usarás en los trayectos de mayor distancia. Con 50 kW los tiempos de carga pueden llegar a ser de unos 30 minutos o más, alargando mucho el tiempo total de viaje si tienes que hacer muchas paradas y no dispones de mucho tiempo extra. En cambio, es factible viajar de forma tranquila y pausada en viajes cortos.

Si viajas mucho o el tiempo es importante para ti por motivos de trabajo, es primordial que el vehículo pueda cargar como mínimo a 100 kW (preferiblemente a 150 kW o más).

Consumo medio

El consumo medio de un vehículo eléctrico nos indica la cantidad de energía (kWh) que se consumiría de manera constante para recorrer una distancia determinada (100 kilómetros). Por tanto, un vehículo que consuma el doble que otro, también tardará el doble de tiempo para recuperar por ejemplo 200 km de autonomía (a igualdad de potencia de carga).

A continuación, puedes ver una tabla resumen con unos rangos de consumos medios de un vehículo eléctrico y el tamaño de batería mínima necesaria que debe tener el vehículo para disponer de una autonomía mínima razonable:

Consumo medio (kWh/100 km)Batería mínima necesaria (kWh)
De 12 a 15 kWh/100 kmPequeña (menos de 40 kWh)
De 15 a 18 kWh/100 kmMediana (de 40 kWh a 55 kWh)
De 18 a 22 kWh/100 kmGrande (de 55 kWh a 75 kWh)
Más de 22 kWh/100 kmMuy grande (más de 75 kWh)

Sistema de climatización del habitáculo

El último aspecto a tener en cuenta es el del sistema de climatización del habitáculo, que puede ser por resistencias eléctricas o por bomba de calor.

Si el vehículo dispone en opción del sistema de bomba de calor, no lo dudes y escógelo a la hora de elegir tu vehículo eléctrico.

Conoce el nuevo catálogo de cargadores para coches eléctricos de Cargacar