El año 2020 se fue con una mala noticia para quien tenía pensado cambiar su viejo vehículo: la finalización del plan Renove, que potenciaba la sustitución del parque móvil con más de 10 años de antigüedad para, de esta manera, reducir las emisiones de gases contaminantes, primando la compra de vehículos de bajas o cero emisiones.

El programa, en su convocatoria de 2020, estaba dotado con 250 millones de euros, de los cuales tan solo se concedió menos de una quinta parte, debido a la complejidad de su tramitación. El rango de ayudas iba entre los 800 y los 5.500 euros en función de los modelos, que podían ser tanto con motorizaciones diésel o gasolina, así como híbridos, híbridos enchufables y eléctricos. Estos últimos eran los modelos con una mayor ayuda, al no ser contaminantes.

A pesar de que la intención inicial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo era prorrogar el Plan Renove, y de que incluso se había movilizado una partida económica para cubrirlo, la decisión final fue la de paralizar su tramitación en el consejo de ministros, debido precisamente a las dificultades que para las personas y empresas presentaba el trámite.

Bienvenido, plan MOVES III

Por tanto, hay que buscar otras alternativas para poder acogerse a ayudas para cambiar nuestro vehículo. La buena noticia, no obstante, es la existencia de un nuevo plan de ayudas, que entró en vigor el pasado 10 de abril. Se trata del plan Moves III, la tercera fase de una ambiciosa medida que fomenta la electrificación del parque móvil y que este año destina un mínimo de 400 millones de euros, que se pueden doblar en función de la demanda. Esta cifra supone casi multiplicar por 10 la dotación de la primera entrega del plan, y cuadruplicar la de la segunda. 

Tal como explica el Ministerio, el plan Moves III financiará la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, ya sean turismos, furgonetas o motos. En este caso, la entrega y achatarramiento de un vehículo no es condición imprescindible, pero la cuantía de la ayuda aumenta si se entrega uno con más siete años de antigüedad, subvencionando con hasta 9.000 euros la compra de furgonetas eléctricas y con hasta 7.000 la adquisición de automóviles o motocicletas.

Buenas noticias para los autónomos y empresas

Los autónomos también salen beneficiados con esta nueva entrega del plan Moves III, ya que las ayudas a la compra de vehículos por parte de personas autónomas tendrán un 10% de ayuda adicional si se destinan a la compra de un taxi o VTC. No obstante, se acota a empadronados en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Para el resto de autónomos las ayudas cubrirán el 70% del coste de la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos o de las actuaciones de preinstalación de recarga. Las empresas tendrán la opción de cubrir el 35% del coste de infraestructuras de recarga de acceso público y el 30% de las de uso privado. 

Te puede interesar Contaminación: coches eléctricos vs gasolina

Vehículos… y también puntos de recarga

De la misma manera, y este es un dato de suma importancia, el plan MOVES III fomentará la adquisición e instalación de infraestructuras de recarga de acceso público, de carga rápida y ultrarrápida, que deben garantizar su operatividad durante un mínimo de cinco años. También establece que en estos puntos se permita la recarga puntual a los usuarios de vehículos eléctricos sin necesidad de un contrato con el operador del punto de recarga. 

La pregunta es… ¿y los usuarios privados? Para ellos, el plan MOVES III también tiene respuesta, ya que mejora las ayudas a la instalación de infraestructuras de recarga para particulares, comunidades de propietarios y pequeñas y medianas empresas.

Si te interesa y tienes dudas… ¡llamanos!