La industria del automóvil fuerza la caída en ventas de los coches eléctricos para contabilizarlas en 2020. Tras consultar en diferentes fuentes, entre las que se encuentran fabricantes de vehículos y cargadores, así como otros actores del mercado de la instalación de puntos de recarga, se aprecia que el sector de los vehículos eléctricos vive una evolución descendente durante este último mes y se espera que así siga hasta final de año

Evolución del mercado de los coches eléctricos

Tras un magnífico año, donde la evolución del mercado era ascendente desde el mes de marzo, este último mes el sector de los coches eléctricos está pasando por una acusada ralentización.

Partiendo de que el mes de agosto suele disminuir la demanda, ya que es un mes de vacaciones, la bajada que se ha producido durante septiembre ha sido totalmente inesperada.

A parte del fabricante Tesla, que sigue imparable y mejorando cada mes sus ventas y las entregas de vehículos, los otros fabricantes y comerciantes están pasando un mes nefasto para sus negocios.

Evolución del PR residencial

Pero, ¿a qué se debe esta ralentización? Para encontrar la explicación, nos tenemos que ir hasta los concesionarios. Fabricantes, como KIA o Hyundai, están paralizando las entregas de sus modelos de coches eléctricos, con la finalidad de que esas ventas les computen en las estadísticas del año 2020. Pero, ¿por qué quieren que sean computables para el 2020?

¿Por qué prefieren que las ventas de los coches eléctricos computen en 2020?

Como nos explica Saúl López, nuestro gurú para la movilidad eléctrica, en este vídeo , todo viene causado por la normativa de la Unión Europea que entra en vigor el año que viene.

Esta nueva normativa establece una serie de sanciones importantes para los fabricantes de vehículos en función de la contaminación total que emitan sus coches. En concreto, a partir del 1 de enero de 2020, la UE fija un límite a las emisiones de CO2 para los automóviles vendidos en Europa en 95 gramos por kilómetro recorrido.

Cuando un fabricante exceda este nivel de emisiones, tendrá que pagar una multa. Por cada gramo que supere el límite se tendrán que pagar 95 euros. Por ejemplo, un coche que emite 105 g/km, es decir 10 gramos más de lo permitido, el fabricante tendrá que pagar 950 euros por ese coche. Entonces, si este vende 1 millón de coches con esas emisiones, la multa sería de 950 millones de euros.

Por eso, la mayoría de  fabricantes no van a matricular los coches eléctricos hasta 2020, ya que éstos, al tener cero o muy bajas emisiones de CO2, entran en el cálculo global de la media de los vehículos vendidos en 2020  y así compensar las emisiones producidas por los diesel y gasolina que vendan.

La actuación de los concesionarios

A raíz de esta normativa, los fabricantes han empezado a actuar. Estos han establecido instrucciones a los concesionarios de no entregar coches eléctricos hasta 2020. Cómo, por ejemplo, la casa KIA, que ha prohibido facturar vehículos eléctricos a partir del 1 de octubre y no matricular ninguno a partir del mes de noviembre, como podéis ver en la imagen que hay a continuación.

Circular de la casa KIA

No obstante, hay que hacer una puntualización, y es que todos los coches eléctricos e híbridos enchufables que hayan sido pedidos por los clientes serán entregados tan pronto como haya stock  disponible en España. Es decir, que la limitación afectará a la compra a futuro de vehículos eléctricos que no se hayan pedido antes de octubre y noviembre.

Al final, por lo menos en teoría (habrá que ver  la práctica) se venderán el mismo número de vehículos eléctricos. No obstante, estos retrasos, sin duda alguna, provocarán el enfado de muchos compradores de vehículos eléctricos ya que esta tardanza la podríamos calificar de totalmente innecesaria a los ojos de los clientes y del medio ambiente.

Desde Cargacar, seguiremos preparados para cumplir nuestros compromisos de instalación de puntos de recarga en cuanto a agilidad y rapidez.

La normativa de la Unión Europea

Dentro de la normativa de ‘Acción por el clima de la Unión Europea’ está el apartado dedicado a las emisiones de CO2 de los vehículos.

La normativa establecida para el 2020 va más allá. Después de la fase de adaptación para el año que viene, donde en 2020 quedarán fuera del cálculo el 5% de los vehículos más contaminantes, estas cifras se van apuntando y junto a las del 2021, donde ya se contarán el 100% de los vehículos, se hará la media de los dos años para sacar el resultado final. A partir de ahí, con las emisiones medias, es donde se aplicará la multa. 

Y, además, la normativa sigue evolucionando para los siguientes años. La UE establece que en el año 2025 los fabricantes de vehículos tendrán que haber reducido en un 15% sus emisiones y para el año 2030 en un 37’5%. No obstante, ya hay países en la Unión Europea que tienen gobernantes que aseguran que si se quieren cumplir los objetivos establecidos en ‘Acción por el clima de la UE’ se debería de subir la reducción del 37’5% a un 55%.

Sobre Cargacar

Cargacar ofrece soluciones de instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos allí donde se necesiten. Somos conscientes de la necesidad de implantar estos puntos de recarga acorde a las normas más estrictas a favor del medio ambiente, por lo un equipo profesional los gestionará y los instalará.

Bien sea una plaza de garaje en la comunidad de vecinos, nuestra vivienda unifamiliar, en las calles de tu ciudad, parkings públicos, empresas o edificios municipales vamos a necesitar puntos de recarga adaptados para cada lugar.

Estamos aquí para asesorarle e instalar la mejor infraestructura de recarga acorde a cada necesidad. Contacta con Cargacar.