El futuro de la automoción pasa por la movilidad eléctrica, y por eso muchas marcas de prestigio como Aston Martin, Audi o Mercedes hace tiempo que han apostado por los vehículos eléctricos. La mítica Rolls-Royce ha anunciado que a partir de 2030 sólo fabricará coches eléctricos. Sin embargo, otros fabricantes, especialmente dentro del sector de los superdeportivos, hasta hace poco se resistían a abandonar los motores de combustión. Pero estas firmas ya están comprendiendo que deben adaptar sus productos a las nuevas demandas del mercado.

El pasado verano la Comisión Europea endureció sus propuestas para combatir el cambio climático y los motores de combustión están condenados a desparecer. Es más, la Comisión ya dejó claro que a pesar de los pocos coches de superlujo y superdeportivos que se fabrican al año no están dispuestos a hacer excepciones. En breve tendremos nuevos superdeportivos eléctricos.

Maserati Alfieri

La firma de deportivos de alta gama ha decidido abandonar los motores de combustión. A partir de 2025 toda la gama de vehículos Maserati vendrá en una versión 100% eléctrica. El primero será el icónico Gran Turismo, con tres motores eléctricos independientes y una potencia superior a los 1.200 caballos, suficiente para alcanzar los 100 Kph en poco más de 2 segundos.

Maserati Alfieri
Maserati Alfieri

Los primeros Ferrari eléctricos

Aunque la marca del Cavallino Rampante solicitó una patente de coche eléctrico en 2019, hasta este año no podremos ver el primer vehículo de la firma de estas características. Este será de tipología SUV pues en la parte baja del vehículo se puede instalar una batería grande muy fácilmente. En el caso de los coches deportivos y superdeportivos, estos deben ser lo más bajos posible y la batería debe estar localizada en otro lugar. Por eso, para ver el primer superdeportivo de Ferrari deberemos esperar por lo menos hasta 2024 o 2025.

El superdeportivo eléctrico Lamborghini Terzo Millennio

Después de estar a punto de ser vendida hace casi dos años, finalmente continuó dentro del Grupo Vollswagen. Aunque a día de hoy está estudiando distintas opciones de cara al futuro, ya están trabajando en un modelo completamente eléctrico que llegaría al mercado en 2026, con el Lamborghini Terzo Millennio.

Lamborghini terzo Millennio
Lamborghini terzo Millennio

Bugatti decide ir contracorriente

Nunca mejor dicho, porque la marca apuesta por la electrificación, pero considera que todavía es pronto para abandonar del todo los motores de combustión. Una decisión a todas luces sorprendente teniendo en cuenta que en 2021 creó una joint Venture con el desarrollador de superdeportivos eléctricos croata Rimac.

Rivac Nevera y otros nuevos iconos

A pesar del terrible accidente que sufrió en 2017 el presentador británico Richard Hammond con el Rimac Concept One mientras grababa un programa, el prestigio de la empresa croata no se vio afectado y su Rimac Nevera está cada vez más cerca de las entregas. Además de competir con otros fabricantes de superdeportivos, su unión con Bugatti garantiza la continuidad de la mítica marca francesa.

La mayor amenaza a la histórica hegemonía de los grandes fabricantes de superdeportivos puede venir por parte del fabricante japonés Aspark. Su superdeportivo Aspark Owl alcanza los 100 Kph en 1,69 segundos y los 300 Kph en poco más de 10 segundos. Una bestia con más de 2.000 CV actualmente sin rival en la industria. Únicamente su precio de 2,9 millones de euros y la falta del prestigio histórico de sus competidores evitará que este vehículo les desplace completamente del mercado.

Rivac Nevera
Rivac Nevera

Esta claro que la transición a la movilidad eléctrica está siendo complicada para algunos fabricantes y aquellos que decidieron apostar hace años por el vehículo eléctrico se encuentran ahora con una gran ventaja competitiva.