Uno de los aspectos a los que se da más importancia a la hora de conducir vehículos eléctricos es sin duda la autonomía. Nuestra manera de conducir o la forma en la que economizamos el uso de nuestro coche, furgoneta o moto eléctrica influirá de manera notable en el aprovechamiento que le damos.

En este artículo te daremos algunos consejos que hay que tener en cuenta para la conducción de vehículos eléctricos, tanto puros como vehículos híbridos eléctricos, en caso de que tengas uno de este tipo.

También te puede venir bien si estás pensando comprar un vehículo eléctrico en 2019 y quieres solucionar algunas dudas.

Consejos básicos de conducción de coches eléctricos

Los vehículos tradicionales pueden presentar algunas diferencias con los vehículos eléctricos. Por ejemplo, emiten menos ruido y vibraciones, no tienen caja de cambios (son coches automáticos) o puedes recargarlos cómodamente en tu garaje sin que tengas que desplazarte a una gasolinera, como en el caso de los coches de combustión.

Tener en cuenta estos aspectos te ayudará a conducir vehículos eléctricos con mayor comodidad.

1. Las estaciones de recarga públicas para vehículos eléctricos no son la única opción

Aunque existen múltiples puntos de recarga en la red pública, la mejor opción es que dispongas de un punto de recarga en tu propio garaje. Esto te ayudará a disponer siempre del vehículo cargado cuando lo necesites, y no depender de encontrar una electrolinera disponible cerca de tu ubicación.

También, recargarás tu vehículo eléctrico mucho más barato que si utilizas los cargadores públicos de pago. En tu casa con tarifa super reducida puedes cargar a 0,04€/kWh y en los cargadores públicos puede llegar a los 0,40€kwh.

Puedes instalar un cargador de vehículo eléctrico en tu garaje, tanto si se trata de una casa unifamiliar, una comunidad de vecinos, un edificio de oficinas o un parking.

2. Selecciona la ruta más eficiente

La conducción eficiente te ayuda a ahorrar energía y aprovechar mejor la autonomía de tu vehículo. Los coches eléctricos cuentan en su mayor parte con un calculador que nos ayuda a encontrar la ruta más eficiente para llegar a un destino. No siempre la ruta más rápida será la ruta que nos permita ahorrar más energía, por lo que atender a este aspecto hará que el consumo sea menor.

Ten en cuenta que aspectos como subir pendientes elevadas reducen la autonomía de la batería, por lo que a veces te interesará tomar otra ruta para llegar al mismo destino y consumir menos batería.

¿Sabías qué los puntos de recarga para coches eléctricos llegan a las gasolineras?

3. Conduce de forma tranquila y prudente

Al igual que sucede con los coches de combustión, al conducir vehículos eléctricos es preferible apostar por una conducción prudente. Los acelerones fuertes aumentan el consumo eléctrico y reducen nuestra autonomía, por lo que si planeamos llegar a un destino concreto, lo ideal es mantener una velocidad constante y tranquila, adaptada a las condiciones de la carretera.

Podemos utilizar también el modo ECO para ahorrar energía en los puntos donde el vehículo eléctrico no requiere de mucha potencia. También hay que tener en cuenta que en el coche eléctrico automático usamos menos el freno, ya que desacelerar ayuda a una reducción de la velocidad más suave.

4. Planifica tus viajes

A la hora de realizar un viaje con un vehículo eléctrico, no solo tenemos que elegir la ruta más eficiente para este objetivo, sino tener en cuenta otras condiciones, como el tráfico o las condiciones climatológicas, que pueden aumentar el tiempo de estancia en la carretera y reducir nuestra autonomía.

Localizar también puntos de recarga en los diferentes puntos del trayecto te ayudará también a recargar el vehículo para recorrer largas distancias, sin tener que volver al punto de estacionamiento y recarga habitual.

5. Controla el uso de la calefacción

Los vehículos de combustión aprovechan el calor residual del motor para calentar el habitáculo, por lo que no tienen mayor problema. Es su ineficiencia energética lo que precisamente permite que la calefacción no afecte demasiado a la autonomía del vehículo. Sin embargo, en el caso de los eléctricos se tiende a usar la propia batería, por lo que el uso excesivo de la calefacción puede reducir notablemente el máximo de kilómetros que podemos hacer antes de recargar.

Los coches eléctricos más modernos han encontrado soluciones a este problema, con mayor o menor éxito. Modelos como por ejemplo el Nissan Leaf utiliza una bomba de calor, además de asientos y volantes calefactables, lo que permite una distribución del calor más eficiente. Calentar el vehículo antes de salir también nos ayudará a conservar mejor el aire caliente, de forma especial en los lugares más fríos.

6. Activa el sistema de aviso acústico

Una de las ventajas de conducir vehículos eléctricos es su baja contaminación acústica, que no tiene nada que ver con un coche de combustión. Sin embargo, uno de los puntos más positivos (la ausencia de ruido) puede ser perjudicial para los peatones, si estos no pueden percibir por el sonido la presencia cercana de un vehículo eléctrico.

Por este motivo, desde el pasado 1 de julio es obligatorio que los vehículos eléctricos recién homologados incluyan un sistema artificial de ruido, llamado SAAV (sistema de aviso acústico). Esto es especialmente necesario cuando el vehículo eléctrico conduce a velocidades inferiores a 20 km/hora, por lo que debemos activar este sistema para que el peatón nos pueda oír.

7. Mantén tus neumáticos en buen estado

Las llantas de los vehículos eléctricos influyen de manera directa en su autonomía. El diámetro suele ser mayor que en los coches de combustión, pero con ruedas más estrechas para disminuir la fricción con el suelo.

Generalmente son neumáticos de baja resistencia a la rodadura, aunque con una alta seguridad y una buena capacidad de agarre. Algunas marcas han desarrollado neumáticos exclusivos y específicos para sus vehículos. Es recomendable utilizar el tipo de neumático adecuado para optimizar su rendimiento y aumentar nuestra autonomía.

Tu instalador de puntos de recarga, Cargacar

En Cargacar te ayudamos a maximizar los kilómetros que puedes hacer al conducir vehículos eléctricos. Con nuestros servicios de instalación de puntos de recarga podrás disponer de tu propio wallbox para recargar tu vehículo eléctrico en tu garaje o tu empresa y poder disfrutar de suficiente autonomía.

Esperamos que estos consejos te ayuden si te estás planteando comprar un vehículo eléctrico. Puedes consultar con nosotros qué tipo de punto de recarga que necesitas.