Sobre la velocidad de carga de los coches eléctricos se ha dicho y escrito mucho. Tanto, que en muchas ocasiones podemos encontrarnos con inexactitudes, incluso falsas informaciones.

Es por ello que hoy, en el blog de Cargacar, especialistas en instalación y venta de cargadores para coches eléctricos, queremos hacer hincapié en este punto y despejar todas tus dudas al respecto.

Velocidad de carga de los coches eléctricos | Clasificación

Lo primero que debemos tener claro, antes de profundizar en las características de cada uno, es qué tipos de cargadores para coches eléctricos existen.

Para ello, vamos a fijarnos en un parámetro fundamental para la velocidad de carga de los coches eléctricos: la potencia disponible en el lugar donde queremos montar el cargador.

En función de su potencia encontramos cinco tipos de carga, clasificada a razón del tiempo que lleva recargar las baterías, es decir, de la velocidad de carga.

Son los siguientes:

  1. Super-lenta
  2. Lenta
  3. Semi-rápida
  4. Rápida
  5. Ultra-rápida

1. CARGA SUPER-LENTA DE COCHES ELÉCTRICO

La recarga super-lenta de coches eléctricos es poco común y apenas encontramos puntos de recarga de este tipo.

Aún así, existe en lugares donde la instalación eléctrica no es adecuada y la corriente no supera los 10 A.

En este caso, la velocidad de carga de los coches eléctricos, si tomamos como referencia la capacidad estándar de 24 kWh, suele ser de entre 10 y 12 horas.

Este tipo de recarga suele realizarse a través de un conector doméstico tipo schuko y solo se recomienda su uso de forma ocasional.

2. CARGA LENTA DE COCHES ELÉCTRICOS

También llamada carga convencional, normal o estándar lenta, es, como su nombre indica, la más habitual.

Frente a los 10 A que hemos visto en el sistema de carga super-lenta, la carga convencional o lenta se realiza a 16 A, lo que permite realizar la recarga completa de las baterías en un plazo de 6 a 8 horas.

Este tipo de recarga es la más sencilla de utilizar, ya que no requiere de instalación previa, únicamente es necesario contar con un conector doméstico Shuko.

La carga lenta es la opción más recomendada para cargar las baterías durante la noche, en nuestra propia plaza de garaje.

Además, nos permite reducir gastos debido a la tarifa eléctrica nocturna, más económica que en el resto de franjas horarias.

Recarga lenta convencional coches eléctricos

Ver más cargadores estándar

3. CARGA SEMI-RÁPIDA DE COCHES ELÉCTRICOS

La recarga semi-rápida, al contrario que la convencional si necesita la instalación previa de un punto fijo de recarga o wall-box.

La carga semi-rápida permite recargar por completo las baterías en una hora y cuarto, a una potencia de 11kW y 22kW

Como podemos ver, la velocidad de carga de los coches eléctricos se reduce notablemente con respecto a las anteriores modalidades de carga.

Es importante señalar que este tipo de cargadores no es apto para las viviendas particulares.

Debido a la gran potencia de estas instalaciones trifásicas, la carga semi-rápida queda reservada a aparcamientos públicos, empresas, etc.

Velocidad de carga de los coches electricos

Ver más cargadores semi-rápidos

4. CARGA RÁPIDA DE COCHES ELÉCTRICOS

La recarga rápida o fast-charge se realiza a una potencia muy alta, entre 44 y 50 kW.

La velocidad de carga de los coches eléctricos, con una capacidad de 22 a 24 kWh, puede realizarse en apenas media hora.

Una característica muy destacable de este tipo de carga, es que la media hora a la que hacemos referencia, es el tiempo necesario para recargar aproximadamente el 80% de la batería.

Habitualmente no supone ningún tipo de inconveniente pues cuando recargamos el vehículo las baterías no suelen estar del todo agotadas, pero en el caso de querer recargar el 20% restante, hasta alcanzar la carga completa, el proceso se ralentiza y puede tardar hasta 20 minutos más en alcanzar el 100%.

Por otro lado, a la gran ventaja de reducir los tiempos de carga, se contraponen ciertos inconvenientes.

No es aconsejable utilizar de forma habitual el sistema de carga rápida, pues reduciría el tiempo de vida útil de las baterías del coche eléctrico. Además, resulta más caro que utilizar un sistema de carga convencional.

La recarga semi-rápida se realiza utilizando corriente continua y para ello, es necesario disponer de un conector ChaDeMo o CSS Combo.

Este tipo de cargadores se utilizan principalmente en espacios públicos y electrolineras.

Electrolinera de Cargacar
Electrolinera de Cargacar

5. CARGA ULTRA-RÁPIDA DE COCHES ELÉCTRICOS

Llegamos a la última categoría en nuestro análisis de la velocidad de carga de los coches eléctricos.

La recarga ultra-rápida, por el momento, tiene únicamente carácter experimental.

Se están realizando pruebas en vehículos dotados con supercondensadores (un tipo de acumulador), como autobuses eléctricos.

Debido a su elevada potencia, permite la carga total de baterías en cinco o diez minutos. Lamentablemente, las baterías convencionales no soportarían este tipo de carga, debido a las altas temperaturas que se alcanzan en el proceso y se verían seriamente deterioradas de forma muy prematura.

Cargador más rápido del mundo

El cargador más rápido del mundo

Descubre más sobre Terra High Power DC – el cargador más rápido del mundo

Aún tendremos que esperar algún tiempo para poder recargar las baterías de nuestros coches eléctricos en tan solo unos minutos, pero como hemos visto a lo largo de este artículo, existen muchas otras alternativas a la carga ultra-rápida en la actualidad.

Sistemas de recarga, eficaces, rápidos y respetuosas con la vida de las baterías.

Si quieres ampliar información sobre motos y coches eléctricos, sistemas de carga y mucho más, te invitamos a visitar nuestra tienda online y ponerte en contacto con nosotros si necesitas resolver cualquier duda.

¡Estaremos encantados de ayudarte!