Una pregunta muy común que se hacen quienes quieren instalar un punto de recarga en su garaje es si tienen que cambiar la potencia contratada. El miedo a que mientras estamos cargando el coche puedan saltar los plomos o haber apagones es algo que sin embargo se puede resolver fácilmente con el control dinámico de recarga en wallbox.

En este artículo queremos que conozcas en qué consiste el control dinámico de potencia y cómo puede ayudarte a reducir riesgos. Echa un vistazo a nuestro catálogo de cargadores para coches eléctricos.

¿Qué es el control dinámico de recarga en wallbox?

Como ya sabes, el wallbox consiste en el sistema fijo que proporciona corriente eléctrica al vehículo eléctrico a través de un cable. Funciona con corriente alterna y puede ser monofásico o trifásico. Este wallbox se puede instalar en los garajes particulares o de una comunidad de vecinos con la ayuda de un instalador de puntos de recarga.

Muchos conductores de vehículos eléctricos deciden conectar su punto de recarga a su propio contador, de manera que cuando cargan el vehículo eléctrico (generalmente por la noche, con una tarifa super-valle) están utilizando la energía eléctrica que les suministra la compañía.

El problema puede venir cuando estás utilizando al mismo tiempo varios electrodomésticos, mientras tu vehículo está cargando. Gracias al control dinámico de potencia, no necesariamente tienes que aumentar la potencia contratada y pagar más.

El punto de recarga dinámico es por tanto el mecanismo que nos permitirá optimizar la recarga para que puedas recargar tu coche y estar usando la lavadora o el horno sin que eso pueda provocar cortes de luz.

¿Cómo lo hace? A través de un sensor, el control dinámico de recarga permite que se autorregule la carga eléctrica que se transmite a la batería, de manera que no exceda nunca la potencia de la instalación que has contratado.

Esto te va a permitir por un lado ahorrar potencia, evitando el riesgo de caídas súbitas de tensión, así como contribuir al cuidado de las baterías de tu vehículo, ya que se puede limitar el máximo de potencia del punto de recarga.

Otra de las formas de evitar esto es simplemente usar el sentido común y programar la carga del vehículo cuando no estamos usando la mayoría de electrodomésticos, lo que nos permitirá tener un mayor control de la carga y evitar este tipo de problemas sin incurrir en mayores gastos.

Cargacar, tu instalador de puntos de recarga

Cargacar es tu instalador de puntos de carga para coches y vehículos eléctricos. Instalamos wallbox en tu garaje, parking o comunidad de vecinos, permitiéndote así que puedas recargar tu coche eléctrico cuando lo necesites y con las ventajas del control dinámico de recarga.

Gracias a este sistema, podrás ahorrar costes y evitar que la carga de tu vehículo pueda producir apagones repentinos si estás usando varios electrodomésticos a la vez y no tienes suficiente potencia contratada. Evita así los riesgos y aumenta la seguridad para proteger tanto tus electrodomésticos como la batería de tu equipo.

Si necesitas más información sobre cargadores eléctricos, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario y te atenderemos enseguida.